18 de junio de 2021

Plan Ceibal en el Foro WEPs 2021: “Reafirmando el compromiso por un futuro igualitario”

La Ing. Fiorella Haim, gerenta general de Plan Ceibal, participó como panelista en este evento mundial vinculado a los Principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEPs), en el marco del programa “Ganar-Ganar: la igualdad de género es un buen negocio” de ONU Mujeres y la Organización Internacional del Trabajo y financiado por la Unión Europea.

Más de 40 panelistas de diversos países de América Latina y Europa participaron el 9 y 10 de junio en el Foro WEPs 2021, con el objetivo de actualizarse sobre la gestión con enfoque de género y conocer las mejores prácticas para la promoción de la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y la construcción de ambientes laborales más diversos y respetuosos.

En su intervención en el panel, Haim destacó dos de los programas de Plan Ceibal que buscan aportar a la reducción de la brecha digital de género a través del acercamiento por igual de mujeres y varones a oportunidades en el mundo de las TIC y el empoderamiento de las mujeres en esta área: placas programables micro:bit y Jóvenes a Programar.

Micro:bit es una iniciativa dirigida a estudiantes y docentes de 5º de Primaria a 3º de Media que comenzó en 2018 y brinda -además de la placa programable- la oportunidad por igual a mujeres y varones de acercarse a la tecnología desde edades tempranas, de seguir formándose en su uso y de integrar una comunidad virtual con desafíos, tutoriales y retos, para intercambiar con pares y crear proyectos propios con la guía de personas encargadas de tutorar el trabajo.

Jóvenes a Programar ya es un ejemplo de programa más específico y que ha tenido una estrategia más focalizada y directa. Dirigido a jóvenes de entre 18 y 30 años, luego de una edición exclusivamente para mujeres en 2019 se logró que el 44 % del egreso fueran mujeres (en el global de las tres ediciones del programa). En un estudio realizado sobre la continuidad de estudios o trabajo en el área de TI se pudo constatar que el porcentaje de egresadas del programa estudiando o trabajando en dicha área era tres veces mayor que el del grupo de control.