05 de febrero de 2018

The Education World Forum 2018

El presidente de Plan Ceibal, Ing. Miguel Brechner, plantea las claves de una política educativa exitosa para la 4ª revolución industrial durante la sesión inaugural del Foro Mundial de Educación.

Los responsables de definir las políticas educativas en todo el mundo se reúnen anualmente en el Education World Forum, realizado en el Reino Unido, para exponer su visión de los desafíos que enfrentan, a la vez que exploran posibilidades de colaboración. Este congreso de tres días se propone el intercambio entre autoridades de ministerios y agencias de gobierno, miembros de cuerpos diplomáticos y representantes de organizaciones privadas vinculadas al desarrollo de la educación en 92 países.

Parte del foro transcurre a puertas cerradas, mientras que en las sesiones abiertas se discuten temáticas de desarrollo de políticas para la equidad en la educación, el fortalecimiento de la educación inicial o la revisión de los parámetros con que se juzga el éxito de un plan de estudios. Con el propósito de realizar una evaluación provechosa de las realidades educativas, en la lista de expositores se presentan especialistas en temas pedagógicos junto con autoridades de la educación.

El encuentro se desarrolló este año entre el 21 y el 24 de enero en Londres, bajo la premisa “Políticas de educación para la 4ª revolución industrial”. La incorporación de la tecnologías digitales para apoyar pedagogías es uno de los temas de mayor actualidad en el panorama educativo, que atraviesa nuevas definiciones. ¿Cómo implementar políticas adecuadas en un momento de cambios vertiginosos de un mundo cada vez más inmerso en la tecnología? ¿Cómo incorporar la programación y el Pensamiento computacional? ¿Qué rol juegan los desarrolladores de herramientas digitales educativas?

El presidente de Plan Ceibal, Ing. Miguel Brechner, fue invitado a participar de la prestigiosa sesión inaugural del foro, de la que también formaron parte Damian Hinds, ministro de Educación del Reino Unido; Dominic Savage y Gavin Dykes, directores del Educational World Forum, y Christopher McCormick, vicepresidente de asuntos académicos de la institución sueca Education First.

A través de un repaso de los 10 años de Plan Ceibal y el periplo educativo desde la tecnología hacia la pedagogía, la conferencia de Miguel Brechner apuntó al tema central del encuentro: “Educar para la 4ª revolución industrial es tan complejo como cambiar la rueda de un auto en movimiento. Las habilidades para el siglo XXI fueron planificadas en la década de 1990; hace más de 25 años, es mucho tiempo. Los niños de hoy necesitan una educación en habilidades de colaboración, pensamiento crítico, resolución de problemas, ciudadanía, comunicación, carácter, imaginación y creatividad, para tener éxito en el futuro. Cada país debe centrarse en la innovación en educación dirigiendo sus esfuerzos hacia la pedagogía y la tecnología”.

La implementación de una política educativa que integre las tecnologías digitales está ligada a una concepción clave en la definición de Plan Ceibal: “Creemos que la tecnología fortalece y acelera el aprendizaje, amplía las opciones pedagógicas y posibilita un apoyo más personalizado. Concebimos nuestro rol como el de una organización pequeña, de apoyo a la educación, con la capacidad de corregir y mejorar los proyectos a medida que se desarrollan. Todo lo que hacemos debe ser escalable y si no se puede escalar, no es innovación”.

Las herramientas digitales permiten llevar los docentes al aula a través de videoconferencia y de esta manera asegurar la cobertura universal de inglés en Primaria desde cualquier lugar del mundo o introducir el Pensamiento computacional en el plan de estudios escolar. Una plataforma para la práctica de matemática hace posible la supervisión de cada estudiante en su grado de destreza y una biblioteca digital asegura los libros de texto y de lectura que se necesitan. Pero la tecnología debe ayudar a resolver desafíos y a potenciar el trabajo de los docentes hacia nuevos aprendizajes, señaló el presidente de Plan Ceibal. “Para que la tecnología juegue un rol activo en esta transformación debe hacerse transparente, fácil de adoptar y fácil de usar. Primero tenemos que definir el problema y después ver cómo podemos ayudarnos con tecnología para resolverlo, no al revés. La tecnología es un medio, no un fin, y debe ser fundamentalmente un amplificador y un acelerador de las pedagogías”.