Relaciones biológicas

Icono IDevice Relaciones intraespecíficas
Las relaciones intraespecíficas son que se establecen entre organismos de la misma especie.
Esta relación lleva siempre un componente de cooperación y otro de competencia, con predominio de una u otra en casos extremos.
Estas relaciones pueden tener una duración determinada o durar prácticamente toda la vida.
Pueden ser favorables, si crean una cooperación encaminada a la consecución del alimento, la defensa de la especie frente a los depredadores, entre otras; o perjudiciales, si provocan la competencia por el alimento, el espacio, la luz.

 


Icono IDevice Competencia

"Es la interacción entre individuos que intentan utilizar un recurso limitado" Audesirk

La competencia entre individuos de la misma especie se puede producir por ejemplo por alimento, luz solar, espacio, refugio.

Un ejemplo de la competencia por la luz solar es el caso de las plantas, ellas necesitan la energía solar para realizar la fotosíntesis y es por ello que cuando hay muchas plantas en un mismo lugar, las que han crecido más son las que absorben mayor cantidad de luz, en cambio las mas pequeñas no absorben tanta luz, produciéndose la competencia por tratar de acaparar la mayor cantidad de luz.

 


Icono IDevice Cooperación

"Cuando la densidad de una población no es demasiado elevada, pueden darse interacciones positivas, de cooperación" de León, Gasdía

Este tipo de interacciones puede manifestarse como sociedades: "una sociedad es un grupo de individuos de la misma especie que cooperan activamente en beneficio mutuo" Solomon


Como ejemplo se pueden citar cargúmenes de peces, bandadas de aves y otros con divisiones de funciones más complejas, como ser las abejas.


 


Este artículo está licenciado bajo Creative Commons Attribution Non-commercial 3.0 License

Plan Ceibal.